El documento electrónico

Tradicionalmente el documento administrativo se ha asociado al papel. Sin embargo, es esencial resaltar que el papel no es más que el soporte en el que se almacena el documento. Resulta necesario entonces distinguir entre documento y soporte. Así, mientras el documento se entiende como una unidad de mensaje que cuenta con un emisor, un receptor y un canal de comunicación, por su parte el soporte consiste en la plasmación de ese documento, más próxima al almacenamiento que al contenido sustantivo del documento en sí.

A partir de esta distinción es necesario señalar que el documento puede almacenarse en soporte papel o en soporte magnético. Por ello, puede considerarse que la Administración electrónica es la Administración que produce sus actos administrativos en soporte magnético.

El artículo 46 de la LRJPAC define al documento administrativo como el documento válidamente emitido por los órganos de las Administraciones Públicas. Por tanto el documento administrativo debe reunir dos requisitos:

 a)    objetivo: debe ser un acto válido, conforme a derecho.

b)    subjetivo: debe ser dictado por un órgano administrativo.

Estos requisitos constitutivos del documento administrativo también son reproducibles respecto a los documentos electrónicos y es que las Administraciones Públicas pueden emitir válidamente por medios electrónicos los documentos administrativos a los que se refiere el artículo 46 de la LRJPAC, siempre que incorporen una o varia firmas electrónicas.

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s